Cuáles son las causas más comunes de expectoración amarillenta

La expectoración es una secreción producida y secretada por la membrana mucosa bronquial. La tos productiva es la que produce expectoración, también se llama esputo. La formación de secreción es normal y se necesita para limpiar los bronquios. Pero la expectoración puede ser también síntoma de una enfermedad de las vías respiratorias.

Según la causa que provoca la expectoración, esta puede ser acuosa, más o menos viscosa, espesa, transparente, verdosa, amarillenta y purulenta, de color marrón, herrumbroso o rojizo. Algunas personas tienen ataques agudos de tos, como cuando se tiene un resfriado pasajero. Otras veces, como por ejemplo les sucede a los fumadores empedernidos, hay una tos crónica, irritativa y productiva. En este caso hay expectoración porque hay una secreción.

La expectoración puede deberse a muchas causas. Una cantidad determinada de esputos es normal porque se necesita la formación de secreciones para limpiar los bronquios. Pero si la cantidad es muy alta o tiene un color poco natural puede ser una señal de una enfermedad de las vías respiratorias. Pueden ser infecciones respiratorias, como un simple resfriado o una bronquitis aguda, enfermedades crónicas pulmonares, como el asma o la bronquitis crónica, alergias, infecciones de las vías respiratorias por hongos y otros agentes patógenos, así como tumores de las vías respiratorias como puede ser el cáncer de pulmón (carcinoma bronquial).

La expectoración tiene características diferentes según sea su causa. Por ejemplo, una expectoración más pertinaz, vidriosa, blanquecina y mucosa en el caso de una bronquitis crónica. Los enfermos suelen toser más por las mañanas. En el caso del asma bronquial y de la mucoviscidosis (fibrosis quística), las flemas suelen tener una apariencia similar. La expectoración tiene color cuando hay infección bacteriana. El color típico de una infección bacteriana de las vías respiratorias es el verde amarillento, con una apariencia viscosa y purulenta. La causa puede ser una neumonía, por ejemplo.

Los fumadores empedernidos y los mineros suelen sufrir un tipo de expectoración de color marrón-negruzca. Las expectoraciones con un aspecto más quebradizo suelen observarse en el caso de enfermedades pulmonares, como la actinomicosis y la tuberculosis. Una gran cantidad de esputo puede ser síntoma de bronquiectasia. Si la expectoración tiene un aspecto sanguinolento si se expectora sangre, son esputos hemoptoicos (con trazos de sangre) puede ser la señal de una infección aguda pero también de tumores malignos como, por ejemplo un cáncer de pulmón.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 03/20/2013