Cuáles son las causas más comunes de la saliva amarilla

La saliva amarilla puede ser provocada por un diverso número de factores, incluyendo bacterias o ácido en la boca. Puede ser un signo de otros problemas también, tal como una infección o reflujo gástrico. Estas condiciones pueden requerir tratamiento de un doctor o un dentista.

La presencia de saliva amarilla durante las mañanas puede resultar a partir de la acumulación de bacteria en los dientes, lengua u otros tejidos de la boca. Por lo general esto produce halitosis o mal aliento y puede incrementar la probabilidad de pérdida de dientes. Las bacterias en la boca pueden controlarse generalmente mediante buenas prácticas de higiene bucal, tal como el cepillado y el uso de hilo dental de manera regular. Cepillar la lengua es muy importante para las personas que sufren de halitosis. Si estas medidas no son suficientes, el dentista puede proporcionar sus sugerencias para eliminar la bacteria que causa la halitosis y la saliva amarilla.

Si este síntoma está acompañado de flujo nasal, tos u otros síntomas de resfriado, la saliva amarilla puede deberse a un exceso de mucosa amarilla. La mucosa generalmente es de un color claro y está presente tan sólo en pequeñas cantidades en la saliva. Un resfriado, una infección nasal u otras enfermedades respiratorias, por lo general causan que la mucosa se torne de un color amarillo o verde. La mucosa amarilla puede ser causada por bacterias o por virus. Algunas de estas condiciones desaparecen por sí mismas pero si permanece saliva o mucosa anormales durante más de algunos días o si están acompañadas de síntomas de malestar, el paciente debe buscar la opinión de un profesional médico.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 04/08/2013