Piedra ónix, su significado y poder de curación

El ónix (óxido de silicio) es un mineral de origen volcánico del grupo de los cuarzos, considerado una piedra semipreciosa. Se le conoce también como ónice, ónice de mármol y ónix calcáreo. Se localiza en Pakistán (su mayor productor), Argentina (ónix verde), México, Brasil, India y los Estados Unidos, entre otras regiones.

Tradicionalmente considerado un mineral esotérico -entre otras razones por la forma de ojo con que suele encontrarse en el medio natural-, las culturas y medicinas tradicionales asiáticas emplean el ónix como un potente estimulante de los puntos chacra.

Como destructor de energías negativas suele recomendarse llevarlo sobre el cuerpo. Según algunas fuentes, el ónix negro neutraliza brujerías y hechizos. Piedras de ónix han sido halladas en enterramientos arqueológicos desde los Estados Unidos hasta Grecia.

Por otra parte, ciertas ramas de la medicina alternativa ven en su forma de ojo un potencial para la curación de las malestares relacionados con esta parte de la cara. También se emplea en la curación de enfermedades de la piel.

Se utiliza en la curación de quemaduras y soriasis, entre otras afecciones. Sumergiendo un par de piedras ónix en un recipiente con agua durante 12 horas, dicho líquido serviría como agente sanador de todo tipo de enfermedades cutáneas.

También se emplea para potenciar las propiedades terapeutas de otros cristales o piedras, pues sería capaz de absorber ciertas vibraciones oscuras sin cuya presencia los cristales tratados devendrían más poderosos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/11/2012