Por qué no hago estallar un herpes labial

El herpes labial, también llamado ampolla de la fiebre lo causa un virus simple del herpes. El herpes labial es contagioso. Se suele confundir con las aftas, que es una úlcera de la boca no contagiosa. El herpes labial sale principalmente en la piel adyacente de la boca, sobre todo en los labios.

A veces, también puede salir en el mentón, los orificios de la nariz, en los dedos o en los genitales. El término médico para el herpes labial es herpes labialis recurrente. Los signos y síntomas del herpes labial son pequeñas ampollas dolorosas llenas de un líquido rojo o marrón y se ven en la piel. Las ampollas pueden explotar o el líquido puede salir. Cuando se tiene el virus se puede tener dolor de cabeza, irritabilidad y fiebre. También puede haber problemas al tragar. Picazón e hinchazón son comunes y la hinchazón del nódulo linfático en el cuello. Los síntomas pueden durar de siete a diez días. El virus que causa el herpes labial es de dos tipos, el HSV 1 y el HSV 2. La mayoría de veces es el virus HSV 1 porque es el que normalmente causa herpes oral y HSV 2 causa herpes genital, pero ambos pueden infectar cualquier parte del cuerpo. Como es un virus es contagioso y se puede contagiar con abrazos o besos. Puede que una persona se haya recuperado de herpes labial y los síntomas no sean visibles pero que su saliva todavía tenga el virus. El embarazo, las heridas en los labios o las encías, un tratamiento dental, el estrés o los cambios hormonales pueden hacer que el herpes labial recurra. Poner hielo o una bolsita de té durante unos minutos son buenos remedios. El hamamelis, el aloe vera o el extracto de bálsamo de melisa también son buenos remedios.

No se deben comer comidas ácidas o saladas, el té y el café y las comidas procesadas y se deben tomar A, C y E. También se necesitan zinc y hierro. El ajo y la comida fresca con antioxidantes y carbohidratos complejos, la fruta y las verduras de hojas verdes también. Hay que lavarse siempre las manos después de tocar los dedos o los genitales, evitar el contacto directo con las ampollas, poner protector solar y no compartir las cosas personales, como el cepillo de dientes con una persona infectada con el virus. No se deben estallar las ampollas del herpes labial porque el líquido que hay dentro tiene el virus y al salir puede contagiar otras zonas o hacer que contagies a otras personas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 03/20/2013