Qué es el hinojo salvaje

El hinojo domestico, salvaje, vulgar o anís de Florencia, es una especie de planta distribuida en todo el mundo dentro de las zonas templadas, originaria de Europa. En las costas del Mar mediterráneo crece de manera silvestre. El hinojo es una hierba muy aromática, de vida perenne, cultivada en todo el mundo con fines gastronómicos.

Una planta de hinojo llega a alcanzar una altura de dos metros, tiene un porte erecto, posee hojas de color verde intenso, delgadas y alargadas; durante el verano se endurece en el interior para evitar la pérdida de agua. La inflorescencia que presenta está organizada en una umbela, con pedúnculos alargados, en éstos las flores están organizadas en varias umbelales que poseen de 20 hasta 50 florcillas doradas.

El uso del hinojo se encuentra expandido en casi todas las cocinas; las hojas y los tallos se utilizan como hierbas aromáticas, el bulbo como hortaliza y las semillas como especia. Las semillas le dan a los platillos un aroma muy parecido al que da la menta. El uso de esta planta se encuentra en la mayoría de los platillos españoles.

El hinojo no es exclusivo de la gastronomía, también se usa en la fitoterapia para aliviar la irritación de los ojos cansados y otros problemas oculares como la conjuntivitis; cuando se mezcla con otras plantas como el anís, la manzanilla, la menta, la hierbabuena, el comino, la alcalabera, el poleo, la alcachofera, la melisa o la hierbalisa, otorgan al consumidor propiedades diuréticas, antifúngicas, espasmoliticas y digestivas.

Se cultiva para hacer uso de todas las partes de la planta. A nivel industrial se extrae el anetol, que es el compuesto que le da el típico aroma anisado, utilizado en la confección de licores.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 04/08/2013