Usos del Mentholatum

El Mentholatum es uno de los productos estrella de la farmacopea popular. Su presencia en el mercado norteamericano data de 1889, año en que Albert A. Hyde fundara The Mentholatum Company. Rápidamente el bálsamo se expandió por todo el mundo y su uso no hecho más que crecer.

La materia prima principal en su elaboración es la menta japonesa, un arbusto siempre verde de penetrante olor y múltiples propiedades médicas. Entre los usos más comunes del Mentholatum están los siguientes, todos ellos tópicos.

  • Analgésico muscular.

Mentholatum se emplea para aliviar dolores por lesiones o estiramientos musculares y afecciones artríticas. Su aplicación sobre el área afectada en forma de masaje permite que el producto penetre en la piel y aumente la circulación sanguínea, provocando el calentamiento gradual de los paquetes musculares luego de una primera sensación de frío.

  • Antitusígeno.

En afecciones como la gripe y las neumonías, tanto en adultos como en niños, el Mentholatum se aplica sobre el pecho, la espalda y la garganta de la persona afectada con la finalidad de dilatar las vías respiratorias superiores, aliviando de inmediato la tos recurrente. Su probado efecto sobre la circulación periférica facilita esta acción.

  • Sinusitis.

El olor del Mentholatum no solo es profundo y agradable sino medicinal. Los aceites esenciales de la menta japonesa facilitan la respiración en procesos alérgicos o catarrales, tanto añadiendo Mentholatum a las inhalaciones de vapor como aspirando directamente el producto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/11/2012