Como hacer una coleccion de sellos

  • Los sellos deben estar en buen estado. Rechaza lo: que estén sucios, doblados, rasgados, manchados o defectuosos. Si tienes en tu álbum alguno en estas condiciones, trata le sustituirlo. Guarda los sellos repetidos bien clasificados, en un álbum pequeño o en un sobre, para que no se estropeen.
  • El sello repetido ha de merecer por tu parte el mismo respeto que un sello que ves por primera vez. Para ti puede ser repetido, pero, algún día, puede ser nuevo para un coleccionista que no lo tenga en su colección. Por otra parte, si los repetidos los conservas en buen estado, podrás cambiarlos con amigos tuyos y con otras muchachas que coleccionen.
  • Recuerda que ser filatélico no consiste en tener una veintena de sellos raros, sino una colección continuada, teniendo en cuenta las distintas clases, series, países y épocas. Piensa que el álbum —el Palacio del Sello, como lo ha llamado un aficionado—, debe estar siempre cuidado y guardado en buen lugar.
  • No debes olvidar que un catálogo de sellos te enseñará los sellos que existen y su valor, las revistas de filatelia te orientarán respecto a la actualidad y últimas noticias, el ser socia, o tener contacto con miembros de una sociedad filatélica te facilitará los cambios, te proporcionará libros más económicos y te relacionará con otros filatélicos. Quizás ahora sea muy pronto para que te metas en ellas, pero será conveniente que las conozcas para más adelante, si piensas tomar en serio esta afición.
  • La filatelia es una afición de las más nobles y que mayor cultura proporciona a una chica. En su historia, igual encontramos a monarcas aficionados que a traviesos colegiales. Entre esta variada clasificación tú puedes ser una más en la lista. No te parece, Piénsalo bien y si te decides, trata de ser constante.

Sugerencias

Debes tener en cuenta que hay distintas clases de sellos. Los hay de correo normal, aéreo y de urgencia. Algunos países los tienen de sobretasa. Luego pueden dividirse en generales, los que se usan en la correspondencia corriente, conmemorativos, cuando se emiten en memoria de un personaje famoso, o para celebrar el centenario de un hecho, etc., impuestos, cuando el Estado necesita cubrir gastos, benéficos, los que autoriza el Estado para este fin, etc. De un mismo país hay sellos diferentes.

Por ejemplo, en España te encontrarás con los de Ex-Colonias, Colonias en Africa, Despachos en el Extranjero, Provincias Africanas, etcétera. Otros países tienen otras clasificaciones. La experiencia te irá mostrando el camino, aunque para los primeros pasos te será muy útil comprar un catálogo de sellos que te haga de maestro. El catálogo lo puedes adquirir en una casa de filatelia o en una librería y, aun en el caso de que no la haya en tu población, puedes pedirlo por correo puesto que la mayoría de las librerías remiten contra reembolso los pedidos que reciben.

Saber el pais del sello

Otro problema que te surgirá será el de los sellos cuya nacionalidad no puedas conocer. Hay sellos que se sabe en seguida de donde son, en cambio, de otros, tendrás que buscarlo necesariamente en el nomenclator: Danmark, Dinamarca, Helvetia, Suiza Osterreich, Austria, Preussen. Prusia, etc. Actualmente son unos 600 los países que han emitido sellos y se calcula un total de más de cuatrocientos mil ejemplares. Difícilmente se puede reunir la décima parte de estos Sellos. Una colección regular puede conseguir unos doce D quince mil. Hay coleccionistas que además de tener su propia colección, negocian con los sellos. Si se entiende de ello, llega a producir mucho dinero. Con este dinero se pueden adquirir nuevos sellos y algunos verdaderamente raros. El mercado de compra y venta de sellos se encuentra en las principales poblaciones. Pero para participar en él hay que tener muchos conocimientos de la materia, pues no es raro encontrar algún desaprensivo que quiera aprovecharse le la ignorancia de los incautos y hacer ventajosísimas compras a sus espaldas. El camino más directo para tener sellos es pedirlos a los amigos y conocidos. Otro es el de la compra. Y el más asado por los verdaderos aficionados es el de cambiar con)tros coleccionistas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tiempo libre
Ultima modificación: 06/22/2012