Recomendaciones para empezar una colección de sellos o estampillas

Tiene una gran ventaja porque se puede empezar casi sin dinero, o con muy poco. Basta disponer de unas láminas para hacer álbum, o de un cuaderno, al principio, y contar con ganas de empezarla. Si quieres iniciarla en serio y cuentas además con algunas posibilidades, piensa entonces en láminas de las especiales para coleccionistas (son unas hojas sueltas que venden en las casas que se dedican a los sellos), compra también fijasellos o papel engomado, unas pinzas de filatélico, un recipiente para lavar sellos y las tapas del álbum. Si lo estudias con detenimiento, verás que todos estos útiles puede sustituirlos por otros parecidos que tendrás en casa. El mismo fijasellos no es más que un papel engomado hecho tiritas pequeñas, del que una parte pequeña se pega al sello y la otra restante al álbum, y puede sustituirse fácilmente. Así se tiene el sello al aire y se le puede examinar por detrás cuando es necesario. Porque los sellos nunca deben pegarse con goma directamente al álbum. Una vez preparadas estas cosas, ya no tienes más que empezar. Los primeros sellos los puedes conseguir de la correspondencia de tu casa, o de la oficina de unos amigos, que tengan comercio que sin duda recibirán franqueo de diversas clases —y posiblemente de otros países—, o de una empresa que tenga mucho movimiento. Otro principie puede ser comprar un sobre de quinientos o mil sellos diferentes, de los que venden en las casas filatélicas, o er algunas librerías. Una o varias estampillas para cada país. Con esto ya consigues empezar la colección. Se trata, entonces, de tener en cuenta de qué países son los sellos que tienes. Vamos a suponer que en el sobre te han salido sellos de España, Francia, Italia, Estados Unidos de América, Argentina, etc. Reúnelos por países. Toma entonces la lámina y pon en su parte superior, con letra clara y si es posible grande, el nombre del país. Un nombre en cada lámina. Para algunos países —dada la abundancia de sellos que podrás reunir— necesitarás varias láminas. Si tus hojas son sueltas no es preciso prevenir esto, porque podrás añadir hojas a medida de la necesidad, pero si tienes los sellos en un cuaderno o álbum fijo, deja varias hojas para los países de los que más fácilmente puedas reunir sellos. A España, en este caso, debes dejarle varias hojas porque de nuestro país podrás reunir muchos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tiempo libre
Ultima modificación: 06/22/2012