Cómo tramitar una doble nacionalidad

Podemos definir la nacionalidad como el vínculo jurídico existente entre una persona y un país determinado, que determina sus derecho y obligaciones. Por un lado, permite que el individuo pueda vivir libremente, formar parte de sus instituciones públicas y solicitar amparo y protección, por otro, debe defenderlo y sostenerlo.

Aunque la nacionalidad se obtiene por nacimiento u origen, que permite obtener la de cualquiera de los ascendientes, o residencia legal durante un tiempo determinado, algunos estados ponen limitaciones y la adquisición de la segunda implica la pérdida de la primera.

Sólo en algunos países puede obtenerse la doble nacionalidad, de hecho, en España se admiten ciertos casos de forma excepcional, por lo que deberemos seguir los procedimientos indicados por las disposiciones legales para conseguirla. Uno de los supuestos donde podría mantenerse la doble nacionalidad sería el de ser hijo de españoles y nacer en cualquier país americano. También se admite la doble nacionalidad para ciudadanos de países vinculados directamente a la historia y al territorio nacional, como son Portugal, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o de aquellos países del continente americano donde la lengua sea el español, el portugués y también a los nativos de Puerto Rico, que es la excepción.

Los trámites para conseguir la nacionalidad varían si se trata de un descendiente de español o se solicita por cuestiones de residencia legal superior a dos años. Una vez concedida la nacionalidad española, al acudir al registro civil y realizar los trámite previos, si no renuncia a la nacionalidad anterior, mantendrá la doble nacionalidad hasta que así lo considere oportuno.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Turismo
Ultima modificación: 01/14/2013