Manual para viajar por Europa con pasaporte estadounidense

Si deseamos realizar una escapada y conocer la diversidad de cada una de las regiones europeas, los trámites varían según nuestra nacionalidad. Si poseemos un documento de identidad correspondiente a cualquiera de los países del espacio europeo, únicamente deberemos presentar esta documentación para desplazarnos dentro de cada uno de los países o en la salida o acceso a los distintos aeropuertos. Si, en cambio, poseemos un pasaporte estadounidense, deberemos atender a una serie de requisitos impuestos desde cada uno de los países de destino.

En el caso de los países de la Unión Europea, la supresión de las fronteras facilita el acceso y ha unificado los criterios para los no europeos. En el caso del resto de países europeos, cada uno tiene sus propias normas de entrada, por lo que deberíamos conocerlas de forma previa a establecer nuestro itinerario.

Los ciudadanos con pasaporte estadounidense necesitan un pasaporte en vigor y, en caso de solicitar una estancia inferior a tres meses, no se necesita visado. Si viajan a otros países, cada uno exige el pasaporte en vigor y condiciona la estancia en base a determinados requisitos.

No debe olvidarse que nos requerirán la contratación de un seguro médico que cubra las necesidades sanitarias que pudieran surgir desde que entramos al país de destino. Esta exigencia es un requisito general impuesto tanto para ciudadanos europeos como para los titulares de pasaporte estadounidense. Como pueden requerirnos la documentación oficial en cualquier momento, es conveniente llevarla todo al día, actualizada y siempre con nosotros.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Turismo
Ultima modificación: 01/14/2013